jueves, 18 de enero de 2018

Mundial 2018: Alemania

Thomas Müller
En la víspera del Mundial de Sudáfrica 2010, Alemania y Argentina iban a disputar un partido amistoso previo al esperado evento. En la rueda de prensa previa al partido, el entrenador de Argentina (nada más y nada menos que Diego Maradona) se molestó al ver al lado suyo a un recoge pelotas de 20 años que no pintaba nada allí sentado. Muy a su estilo, Maradona se levantó ofendido ya que según él, no merecía ese trato de plebeyo. Alguien debió informarle en ese momento que el joven no era ningún espontáneo, sino el joven delantero Thomas Müller. Diego volvió al lugar de los hechos y se disculpó. Y el alemán se las iba a arreglar para que el astro argentino no lo olvidase nunca más. En aquel Mundial, ambas selecciones se enfrentaron en los cuartos de final con un 4 a 0 a favor de los europeos. El joven Müller se encargó de abrir el marcador a los tres minutos de partido. Maradona no olvidaría nunca más a aquel joven y desconocido recoge pelotas. 
Para hacer esta ilustración me inspiré en una foto muy divertida del alemán con un megáfono (aparentemente celebrando un título con su club, el Bayern de Múnich). La propia expresión del futbolista es muy divertida, con un aire despistado. Siguiendo el hilo de la historia que cuento en las líneas de arriba, el futbolista alemán está llamando a alguien llamado Jakob, ¿quien será? El caso es que descubrí que Diego en alemán podría traducirse por Jakob. De ahí que esté llamando a Maradona para darse a conocer. Utilicé un tipo de letra "a la alemana" (hecha a mano) para resaltar al personaje y su origen. Me apetecía también hacer una ilustración "cerrada", sin cabos sueltos, un dibujo que empieza y acaba. El fondo ayuda a cerrar la composición, contrasta con el blanco de la camiseta. El trabajo está hecho con acuarelas, salvo el fondo hecho con Photoshop. La técnica de acuarela la elegí para darle ese toque artesanal y casi rústico.


jueves, 11 de enero de 2018

El escobillón

Cobi Jones
El Mundial de EEUU de 1994 me pilló en plena adolescencia y muy enfermo de fútbol. Creo que vi todos los partidos que pude, que fueron un porrón, porque por aquellos años el fútbol se televisaba en abierto (por lo menos en Argentina). Gracias a eso pude descubrir a muchos futbolistas casi desconocidos para mi. La exótica selección norteamericana fue un filón para mi. Descubrí que había mucho talento y calidad pero que faltaba picaresca e improvisación. Era un equipo ordenado pero le faltaba ese impulso necesario para ganar partidos. Creo que ese equipo sentó la base para que el fútbol fuese creciendo en EEUU. De aquellos futbolistas recuerdo a Lalas, Meola o Cobi Jones, al que ilustro. Hoy acabo de descubrir que le apodaban "escobillón" haciendo un juego de palabras con su nombre y su peinado. Es el futbolista que más veces ha vestido la camiseta de la selección y es el primer jugador cuyo dorsal, el 13 de Los Angeles Galaxy, ha sido retirado como homenaje a su trayectoria en el club.
En la ilustración, basada en una fotografía, Cobi está saltando de alegría. Hasta se le saltan las estrellas de la bandera americana del pecho. Sus rastas vuelan revueltas. Hice el dibujo a lápiz y tinta e hice el coloreado y sombreado con Adobe Illustrator. Las estrellas están hechas con la herramienta propia de Illustrator. Trabajé bastante las líneas del dibujo para darle más realismo y "vida" al trabajo, queda mucho mejor que con una linea plana y homogénea.

jueves, 4 de enero de 2018

¡Ya viene El Rey!

Eric Cantona
Llega la esperada Noche de Reyes. Los niños (y los mayores) esperamos como locos los regalos que puedan traernos los Reyes Magos si hemos sido buenos. Creas o no en la magia de esa noche, es un día especial, sobre todo si tienes niños en la familia. La ilusión y la alegría es algo que nunca deberíamos perder, más allá de los regalos que podamos dar o recibir ese día. 
Pero dejemos el sentimentalismo de lado. Para esta semana tenía que ilustrar a algún Rey Mago, y que mejor que hacer a The King Cantona. Algunos dirán que el auténtico Rey es Pelé, y nos les falta razón, no pretendo desbancarlo de su merecido trono. Pero déjenme decirles que como a él no lo vi jugar en directo, voy a tomarme la licencia de hacer abdicar al brasileño para beneficio de Eric. Cantona tenía clase y elegancia para jugar e incluso para celebrar un gol o encajar una entrada de un defensa rival (no así para encarar a algún que otro hincha rival).
Esta ilustración comenzó siendo un garabato en una libreta Brügge que suelo llevar encima casi siempre. De una de las clásicas fotos del francés comencé a inspirarme para la ilustración. El dibujo me hizo gracia y lo fui puliendo a lápiz. Finalmente lo entinté y le di color con Adobe Illustrator (nota mental, ir probando con Photoshop que también da mucho juego a la hora de ilustrar). La corona remata el dibujo con un juego de palabras color metálico. 

jueves, 28 de diciembre de 2017

Tomando el pelo

Rodrigo Moreno
El 28 de diciembre es una fecha especial y divertida para los españoles y latinoamericanos. El día de los Santos Inocentes es en realidad una festividad religiosa que ha ido calando y transformándose hasta convertirse en una fiesta pagana. Ese día se hacen bromas (a veces muy pesadas) y se intenta tomar el pelo a amigos y familiares con humor. Incluso algún que otro medio de comunicación hace guiños a sus lectores con noticias falsas o sacadas de contexto con tal de hacernos reír o sorprender. 
Tal fue la dinámica del Valencia antes de la actual temporada. Aunque en este caso podemos hablar de broma de mal gusto o simplemente de humor negro. El equipo que ahora lucha en zonas altas de la clasificación de La Liga navegaba no hace mucho por zona pantanosa y sin ideas claras. Algunos jugadores se fueron y llegaron otros pero la duda del hincha era la misma. ¿Porque estos futbolistas apenas sabían dar dos toques al balón y ahora parecen un once de "balones de oro"? ¿Que había cambiado? ¿Se estaban riendo del aficionado? Hay quien piensa que se trataba de una inocentada, que realmente estaban tomando el pelo a sus aficionados.
La ilustración de esta semana está hecha a mano, con lápiz y tinta. Está inspirada en la celebración del gol de Rodrigo Moreno al Barcelona durante la actual temporada. La peluca de homenaje al fallecido Jaume Ortí, ex-presidente del club, la pinté de un naranja brillante con un rotulador Brush Pen de Ecoline (rotuladores al agua que se pueden mezclar sin problema). Me gusta el contraste que hace con el blanco y negro del resto. El negro de la camiseta lo pinté con un rotulador Posca, que le da un tono negro absoluto, es ideal para lo que quería hacer. La cara y las manos del futbolistas los pinté con acuarelas para no dar un color uniforme y que parezca más real. El propio gesto del futbolista me parece muy acertado para lo que quería mostrar, la alegría cuando las cosas te salen bien y dejan de ser una broma de mal gusto. Incluso me sirve para desear al lector un muy feliz Año Nuevo.

jueves, 21 de diciembre de 2017

Un chico especial

Jesé Rodríguez
El fútbol es un deporte en el que el deportista tiene una media de vida profesional muy corta. Con suerte quizás llegue a los 20 años compitiendo si se cuida bien y el físico le acompaña. Puede que este sea uno de los motivos por los que cada vez los futbolistas salten a los primeros equipos con una edad más temprana. Se baten récords de precocidad y parece que cuanto más jóvenes, mejor. Lo malo de esta precocidad es el daño que provocan en la educación del futbolista. Con la agenda completa para entrenar y competir, nos encontramos con futbolistas poco iluminados. Pocos son los clubes que invierten en la parcela educativa. Quien sabe si este desinterés es algo intencionado. El caso es que luego vemos a futbolistas que ganan dinero a raudales capaces de fundir ese dinero con la misma rapidez con la que lo ganaron. O simplemente cortos. En la ilustración, un claro ejemplo. Jesé, por el que muchos periodistas apostaron como futuro Balón de Oro (hoy dándolo todo en el Stoke City de la Premier League). Fuera de las canchas canta reggaetón y sale con concursantes televisivas. Es lo que hay en muchos otros equipos. ¿Inquietudes culturales? ¿Militancia política? Busque por otro lado.
Esta ilustración está inspirada en el personaje "Simple Jack" de la película de Ben Stiller "Tropic Thunder". Un juego de letras y palabras para rematar la ilustración. Cogí de referencia una foto del futbolista en su faceta de cantante. El sombrerito es un añadido para enfatizar el carácter del personaje. Está hecha a lápiz y tinta y pasada a "limpio" con Adobe Illustrator. La palabra "simple" la tracé a mano, el resto es tipografía del propio programa. 

jueves, 14 de diciembre de 2017

No me toques las palmas...

Unai Emery
Ser entrenador es duro. Hay que entrenar jugadas, tácticas, esquemas, etc... y que todo salga como estaba planeado el día del partido. Que tus futbolistas te hagan caso y no vayan a su bola. Luego hay entrenadores con nervios de acero, que aguantan todo el partido sentados en el banquillo porque confían ciegamente en sus jugadores y en que todo salga bien y los que no paran quietos ni un segundo. Estos son los actores a pie de campo, la cara divertida del fútbol. No dejan de dar indicaciones, avisos, gritos, cambian la posición de algún jugador o protestan cada decisión del árbitro o del que se le cruce por delante.
Uno de estos hombres-espectáculo es Unai Emery. Quien haya visto alguno de sus equipos en directo sabe de lo que hablo. Emery debe quemar las mismas calorías que cualquiera de sus futbolistas en un partido cualquiera. Corre, salta, se agacha, da (muchas) palmas y gesticula como un doble de Jim Carrey. Es tal el show que da en la banda que hay gente que le presta más atención a él que al propio partido. ¡De locos!
Tuve ocasión de ver al Valencia de Emery en Mestalla y pese a estar muy atento al partido, miraba con el rabillo del ojo al banquillo. Un amigo comentó en una ocasión que le recordaba a un "bailaor". Y así quise ilustrarlo. Emery coge la postura del "bailaor" de flamenco a punto de arrancar a bailar. Las manos incluso tienen la posición de ataque. El gesto de la cara es muy característico en él, boca abierta y ceño fruncido. El morado es un color más propio del mundo del espectáculo, más vistoso. Esta ilustración está hecha con acuarelas para darle más vida y textura a la obra. Las sombras, en esta ocasión, las hice también con acuarela negra diluida y difuminada con el propio pincel. Tan solo tracé el contorno de la figura con un rotulador Rotring negro de punta gruesa (0'8 mm) y algunas líneas con otro rotulador de punta fina.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Brindo contigo

Sergio Araujo
En el fútbol se hacen bromas, los hinchas se ríen de casi todo lo que rodea a este deporte, incluso hay hinchadas que se ceban con algún jugador en especial por alguna cuestión extra deportiva. Pero como en todos los ámbitos, hay temas tabú. Esas cuestiones espinosas que casi nadie prefiere tocar por ser consideradas delicadas o que sobrepasan los mal llamados límites del humor. Cuando un futbolista arrastra un pasado (o un presente) tormentoso, existe una especie de pacto de silencio entre aficionados, periodistas e incluso los propios futbolistas. Que cuestiones entran en este apartado ya es algo relativamente difícil de clasificar. ¿Infidelidades? ¿Cuestiones fiscales? ¿Abuso de drogas o alcohol? ¿Una cabeza con pocas luces?
El argentino Sergio Araujo tuvo un paso por la Unión Deportiva Las Palmas que estuvo salpicado por su escarceo con el alcohol. Un par de multas policiales por conducir ebrio que saltaron a la prensa pudieron con este chico que iba para figura y acabó con sus pies en la pobre liga griega. Un talento estropeado por problemas extra deportivos. Otro más y ya van demasiados casos de deportistas que ven su carrera estropeada por temas así. Pero, ¿quien está libre de pecado? ¿Esto tiene arreglo?
Para esta ilustración encontré una fotografía que me gustó mucho por la posición que tenía Araujo. Me venía al pelo rematar la ilustración con un logotipo como el de la famosa serie norteamericana "Cheers". El tipo parece escuchar el llamado de la copa. Le puede la fiesta por sobre todas las cosas. Incluso el color de la camiseta juega con el propio logotipo y hace juego con la cerveza. Hice el trabajo a lápiz, como siempre, para luego escanearlo y trabajarlo en Adobe Illustrator. Sombras duras sin degradado, le dan volúmen a la ilustración vectorial. En este caso no retoqué la imagen con Photoshop, es puramente vectorial.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Huevos

Diego Pablo Simeone
¿A quien no le suena la frase "partido a partido"? ¿Quien de los entrenadores actuales del fútbol español diría usted que es el más pasional y entregado? ¿Quien dice que "el esfuerzo no se negocia"? No le de más vueltas, tiene usted en mente a Diego Pablo Simeone. "El Cholo", como se le conoce en los ambientes futboleros, es un tipo que como jugador se dejaba hasta la última gota de sudor en la cancha. Supo defender las camisetas de los clubes en los que jugó con una lealtad y entrega absolutas. No solo corría sino que no se arrugaba ante nadie y daba la cara por sus compañeros. Era un jugador de esos que uno siempre quiere en su equipo aunque a veces se le iba la mano (o la pierna, como puede confirmar Julen Guerrero). No era un talento como futbolista pero tenía huevos, y eso la hinchada lo agradecía. Y cuando dio el salto a los banquillos no iba a ser menos. Pide siempre a sus futbolistas que den lo mismo que daba él en la cancha. Entrega, pasión y huevos. Sus equipos juegan con una intensidad increíble. No ofrecen espectáculo pero si resultados.
Para ilustrar a Simeone se me ocurrió contrastar esa imagen de tipo duro y atlético (en todos los sentidos) con unos frágiles huevos. La mirada del tipo desafía al espectador, está desnudo mostrándose tal y como es él. Las pinceladas de acuarela refuerzan la masculinidad y tosquedad de la figura. Sus grandes manos guardan con cuidado la cesta de los huevos. Parece mostrarlos para enseñar lo que más valora y cuida. Quise escapar de la típica imagen del entrenador a pie de campo dando gritos, en especial de alguien como "El Cholo", sería muy previsible y poco original. El perfilado de la ilustración está hecha con tinta negra y para esta obra opté por "cerrar" el dibujo.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Hay que ganar como sea

Carlos Salvador Bilardo
Uno de los grandes dilemas del fútbol desde sus inicios es el de ganar como sea o hacerlo pero jugando bien ante todo. Parece ser que en lo que respecta a un partido, solo caben esas dos posibilidades. Jugar bien o jugar mal. Ganar o perder. A eso se reduce el fútbol para muchos aficionados a este hermoso deporte. Pero el fútbol es más que eso, aunque si lo reducimos a eso y tenemos que destacar a un personaje que siempre ha querido ganar como sea y especular con el resultado, ese personaje sería Carlos Salvador Bilardo. 
El entrenador y ex-jugador argentino siempre ha reconocido abiertamente querer ganar al precio que sea. Como futbolista destacó en el Estudiantes de La Plata campeón de la Copa Libertadores de finales de los años 60. Aquél que desconcertaba a sus rivales pinchándolos con alfileres que escondían con astucia para evitar la sanción. Como entrenador no fue menos y famoso es su grito desde el banquillo del Sevilla: "¡Al rival, pisálo!", cuando un asistente de su equipo iba a atender a un rival lesionado.
Para ilustrar a Bilardo que mejor que destacar la agresividad y malas artes de sus equipos que fusionar al personaje con una escena de la famosa película Pulp Fiction. Don Carlos parece levantar su arma ante un rival herido o con ganas de pelea. Bilardo no se va con vueltas y hace lo que tenga que hacer para ganar. Así de simple.
Tras hacer un improvisado montaje con Adobe Photoshop, ilustré la composición a lápiz (y a ojo, como siempre, sin calcar) y tinta para luego escanear el trabajo y colorearlo con Adobe Illustrator. Me gusta el resultado final, con esa mirada inexpresiva y fría. Parece un auténtico personaje de una película de Tarantino. Lleva las iniciales DT, Director Técnico (como se conoce al entrenador en Argentina), como señal inequívoca de su papel en todo esto.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Inktober

Este año por primera vez desde que soy ilustrador me uní al reto "Inktober". El proyecto, creado por el ilustrador Jake Parker, consiste en ilustrar durante los 31 días del mes de octubre un concepto o palabra cada día (desde hace unos años el propio Jake lanza un listado de 31 términos en su web ya que antes cada uno decidía que dibujar según su propio criterio). No hay ninguna condición ni requisito para ilustrar, aunque el propio Jake recomienda utilizar tinta (de ahí lo de "ink" en el término "inktober") e incluso dejar el trabajo en blanco y negro. Yo opté por darles color para que fuesen un poco más vistosas. En este caso yo quise llevarlo todo al lado del fútbol, que es lo que me apasiona. Utilicé para mis 31 ilustraciones, tinta china y rotuladores Letraset Promarker, unos rotuladores con base de alcohol y que dan un color bastante uniforme sobre el papel. El tamaño de cada ilustración variaba entre el A4 y el formato "Pocket" de mi libreta "Brugge" (se venden en Argentina). Con Adobe Photoshop retoqué y limpié de imperfecciones cada ilustración. Debajo de cada una va el término asociado. Como buen auto crítico que soy, con algunas ilustraciones estoy mas satisfecho que con otras. Si son ustedes tan futboleros como yo, sabrán reconocer a alguno de los personajes. ¡Disfruten!
Blind

Climb

Cloud

Crooked

Deep

Divided

Fall

Fat

Fierce

Filthy

Found

Furious

Gigantic

Graceful

Juicy

Long

Mask

Mysterious

Poison

Run

Screech

Shattered

Ship

Shy

Squeak

Swift

Sword

Teeming

Trial

Underwater

United