jueves, 6 de abril de 2017

Show must go on

Hidetoshi Nakata
Hace poco leía, casi de casualidad, una lista de 10 grandes jugadores que se retiraron "antes de tiempo". Leo la expresión y me sigue sonando raro porque, ¿que es retirarse "antes de tiempo"? En esa lista veo jugadores de lo más variado y a los que, como hincha, hubiese pagado por verles más tiempo en las canchas. Evidentemente, es una lista muy personal y que deja a otros miles de futbolistas fuera del ranking. Nombres como Platini, Cantona o Zidane despiertan nuestra nostalgia, queremos ver jugadores así en la cancha, es el precio de una entrada mejor invertido. Por suerte siguen saliendo jugadores con mucho talento y lo seguirán haciendo, pero los hay que dejan huella en el hincha y te dejan con la incógnita de que hubiese pasado si hubiesen aguantado unos años más como profesionales. 
A veces, sin embargo, pensamos que porque tal o cual jugador no tuvo una retirada a tiempo y digna. Porque a los que amamos este deporte nos duele ver a una estrella apagándose, o mejor dicho arrastrándose por una cancha como alma en pena. Ejemplos hay muchos también pero prefiero no nombrarles por puro respeto. Tuvieron que irse con la cabeza bien alta pero por vueltas de la vida (o de la chequera) prefirieron seguir vistiéndose de corto y a veces hasta jugar un poco. 
Todo esto nos lleva a la pregunta, ¿a que edad debe retirarse un futbolista? ¿hay una edad correcta para hacerlo? En muchos casos depende del estado físico, de lo bien o mal que se haya cuidado durante su carrera. En otras depende de la propia posición del jugador (los porteros juegan hasta muy mayores, suelen decir). A veces, como en el caso del japonés Hidetoshi Nakata es una mezcla de lesiones y falta de motivación. ¿Falta de motivación? Si, los hay que llegados a un punto de su carrera no se sienten con ganas de seguir. Cuesta entenderlo pero pasa en todas las profesiones. Y eso fue lo que pasó, entre otros, con Nakata, Se retiró joven, con solo 29 años pero machacado por las lesiones y con intereses en otras actividades. El fútbol perdió un jugador muy talentoso, que quiso ver mundo, conocer a fondo su país con la mochila al hombro y apartarse del fútbol. Pero, como cantaban los chicos de Queen, "Show must go on".

Esta ilustración la realicé hace tiempo y está basada en una fotografía publicada en la revista Líbero. La realicé con lápiz portaminas Staedler 0,5 mm y tinta. Coloreada con rotuladores y retocada con Adobe Photoshop para realzar los colores y los tonos.